En la disciplina de natación Máster la salida tiene unas peculiaridades prácticas diferentes a las tradicionales que se dan en la natación «pura», me imagino que por varios motivos, entre los cuales cabe pensar el intento de acortar las jornadas maratonianas de algunos campeonatos.

Os lo explico con un ejemplo que presencié hace años: 30 de enero de 2009, piscina del Club Natación Santa Olaya. Se están celebrando las series de 400m libres del Campeonato de España de invierno Máster (piscina de 25m). Acaba de nadar la serie 7 y el árbitro empieza el protocolo de salida para los nadadores de la serie 8. Preparados… y el nadador de la calle 4 pierde el equilibrio y al agua. Instintivamente todos los nadadores se incorporan, miran al que se ha caído y se bajan del poyete con la paradoja de que el árbitro pita el inicio de la prueba: 3 personas se quedan en tierra y otras 2 se suben rápidamente al poyete y se tiran al agua (ni os imagináis y con lógica el enfado de los que no pudieron nadar, creo que se interpusieron 3 reclamaciones ante el comité de competición, ninguna ganada por parte del nadador).

¿Por qué ocurren estas cosas?  Porque  lo que no sabe mucha gente es que en Masters los árbitros ante un nadador que se anticipa a la salida con mucha antelación pueden o parar la prueba (lo menos probable) y la comienzan de nuevo (lo típico de «atrás», con el que se ha caído descalificado salvo que sea salida nula) o continuar la prueba (lo más probable), por lo que el mayor error que pueden cometer los nadadores Masters es levantarse nada más oír la zambullida anticipada de otro nadador y bajarse del poyete. Y esto se sigue viendo en muchas competiciones y cada cierto tiempo hay «retirados» por ese motivo.

La recomendación para todos los nadadores Máster es aguantar siempre en la posición de salida hasta oír el pitido de salida o en su caso menos probable la palabra «atrás». Si estás tan concentrado que  cuando oyes la palabra atrás saltas al agua (estás tan en tensión que cualquier estímulo sonoro lo asocias al pitido de salida) puedes estar tranquilo porque la salida se consideraría nula y te darían una segunda oportunidad en ese caso.

La segunda peculiaridad es que, da igual la edad que tengas, se puede empezar cualquier prueba desde el agua, siempre y cuando una mano esté tocando la pared (os lo comento más que nada por curiosidad).

Fuente:
http://www.alaguamasters.com/

Gracias a: Guille

Post Navigation